El pasado 2019 se realizaron un total de 103.000 millones de envíos de paquetería en todo el mundo, según Pitney Bowes.

Así pues, este mercado ha crecido un 17,7% en volumen durante 2019, para totalizar cantidades de 3.248 paquetes enviados por segundo de media en los trece principales mercados nacionales del sector el pasado ejercicio, con lo que el promedio asciende a 27 paquetes enviados por persona.

De igual modo, los ingresos globales por paquetes aumentaron un 9% año tras año de 323.0000 millones de dólares en 2018, equivalentes a 273.800 millones de euros, a 351.000 millones de dólares el año pasado, unos 297.600 millones de euros al cambio, lo que implica un ascenso anual de un 11% de media en el período que ha ido de 2013 a 2019.

Pese al alto grado de incertidumbre que ha introducido la pandemia en el pronóstico para la evolución del sector en los próximos años, la compañía también estima que para 2026 el volumen de envíos de paquetería se duplique, hasta situarse en un rango que oscila entre los 220.000 y los 262.000 millones de paquetes.

En este contexto, China sigue siendo el principal mercado del planeta para los envíos de paquetería y ha sumado en 2019 63.500 millones de paquetes y un crecimiento de un 26%.

El mercado del país asiático es ya cuatro veces mayor que el de los Estados Unidos, que, a su vez, permanece como el segundo con mayores volúmenes de paquetería en el mundo y el primero por volumen de ingresos con 130.000 millones de dólares.

El resto de países, excepto Japón, han registrado crecimientos constantes en los volúmenes de paquetes, con aumentos destacados de un 24% para Noruega y de un 19% para la India.