La industria logística global ha alcanzado el pasado 2020 un valor de 5.275 billones de euros, según el cálculo efectuado por Transport Intelligence.

La consultora estima que este mercado tendrá un comportamiento al alza hasta 2024, período durante el que se espera un crecimiento de un 4,7%, con un 2021 particularmente fuerte, con la mayoría de los mercados logísticos en franca recuperación de las contracción global provocada por la pandemia en 2020.

Con más detalle, el pasado 2020 ha sido un año de fuerte actividad para el segmento de transporte urgente, impulsado por el crecimiento que ha vivido el comercio electrónico a consecuencia de las medidas de confinamiento de la población que se han tomado en diferentes países.

Así mismo, para este sector de actividad se espera que el e-commerce siga actuado de motor, lo que se traducirá en aumentos de este mercado hasta 2024 de un 7,9% para mercados nacionales y de un 6,8% para internacionales.

En cuanto al transporte marítimo y de carga aérea se han observado fuertes alteraciones en precios y demanda como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria.

Así mismo, por otra parte, en servicios de ‘contract logistics’, Transporte Intelligence anticipa un incremento de este mercado de un 5,4% hasta 2024, tras caer un 4,1% el año pasado.

En este ámbito se esperan grandes cambios a medio plazo tanto en el comercio minorista por el crecimiento del canal on-line, así como en la industria automovilística, a consecuencia de la transición energética.

Ambas transformaciones implicarán, a su vez, modificaciones en la gestión de las cadenas de suministro de ambos segmentos, con el fin de adaptarse a la nueva situación.

La consultora estima que es poco probable que la industria de la logística global vuelva a ver un año como 2020, durante el que la pandemia provocó una interrupción masiva de las cadenas de suministro a escala global y un cambio acelerado en todo el mercado logístico.