El crecimiento experimentado por las ventas de moda a través del e-commerce, han impulsado el transporte internacional gestionado por DHL Express desde España para este sector, con un crecimiento del 35% frente al año pasado, muy por encima del 11% que ha crecido el mercado global generado por las exportaciones de este sector.

Según los últimos datos del Icex, el sector textil español generó en 2011 un flujo de exportaciones al resto del mundo que involucró a 16.010 empresas y superó los 16.162 millones de euros.

Desde que a finales de los ‘60, DHL Express lanzó su servicio internacional, hasta hoy,  siempre ha estado estrechamente vinculada al negocio de la moda, que demanda soluciones de transporte urgentes con un alto nivel de servicio.

En la actualidad, el operador colabora con más de 800 compañías relacionadas con la industria de la moda. Compañías españolas líderes de la industria mundial de la moda y el textil como Inditex, Mango o Camper, así como pymes españolas con una clara vocación internacional forman parte de la cartera de compañías para las que trabaja DHL en España.

La internacionalización a través del e-commerce

El comercio electrónico es el canal de venta más utilizado por las empresas dedicadas a la moda para abrir nuevos mercados internacionales. En su último informe, la Comisión Nacional del Mercado de Telecomunicaciones señala el notable crecimiento del aumento de las transacciones mediante el e-commerce en el sector de la moda, que ya ocupa la sexta posición en el ranking de los artículos más vendidos por las páginas web españolas a otros países.

A este respecto DHL ha desarrollado soluciones, tanto para el mercado nacional como para el internacional, que ofrecen a los compradores on-line distintas alternativas para el envío de sus compras así como para la gestión de las devoluciones. En opinión de Felipe Corcuera, director general de la compañía, «estas soluciones son las que nos están permitiendo atender esta demanda creciente de compañías que nos solicitan que demos respuesta a sus necesidades de transporte para la venta través de Internet

La tecnología como aliado

Una vez más la logística, también en todo lo concerniente a la moda, juega un papel fundamental a lo largo de todo el proceso creativo hasta llegar al cliente final. Así por ejemplo un gran distribuidor de moda y complementos recibe productos de 300 proveedores de 50 países de todo el mundo que, a su vez, han de ser enviados a más de 200 almacenes en los cinco continentes.

En este vertiginoso sector, DHL ha pasado a ser uno de los operadores clave gracias a su apuesta por la innovación. En este sentido, la tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID) permite a la compañía, por ejemplo, rastrear la cadena de suministro de más de 20 millones de prendas diarias, desde su salida de fábrica en Asia hasta los terminales de punto de venta en Europa, sólo para uno de sus clientes del área de la distribución textil.

Esta estrecha relación con el sector de la moda se ha visto reforzada ya que desde hace cinco años, DHL colabora como socio logístico en la Fashion Week internacional. En la actualidad, la compañía patrocina y proporciona soluciones a medida para los 30 eventos Mercedes-Benz Fashion Week que se celebran en 15 ciudades de todo el mundo.