Citroën concluye el proceso de electrificación de su gama de vehículos comerciales con la llegada al mercado español del Nuevo Citroën ë-Berlingo Van.

Producido en Vigo, incorpora la capacidad de carga, la robustez y la polivalencia que han cimentado la trayectoria del Citroën Berlingo desde 1996 sumando las ventajas de la movilidad eléctrica: cero emisiones y ë-confort, con silencio y ausencia de vibraciones.

El Nuevo ë-Berlingo Van se distingue de las versiones térmicas de este modelo por sus monogramas exteriores, un cuadro de instrumentos digital de 10”, el selector de modos de conducción y un motor eléctrico que desarrolla 100 Kw (136 CV) de potencia y ofrece 260 Nm de par instantáneo.

Su batería de iones de litio de 50 kWh lleva su autonomía hasta los 275 Km, cifra que la marca estima suficiente para cubrir las necesidades diarias de todo tipo de profesionales y cargar el vehículo por la noche.

El Nuevo Citroën ë-Berlingo Van ofrece “conducción a la carta”, con tres modos diferenciados: power, que saca el máximo partido a las prestaciones de su cadena de tracción eléctrica cuando el vehículo está a tope de carga; normal y eco, que optimiza, ante todo, la autonomía y el gasto de energía.

El vehículo comercial dispone de un volumen útil de hasta 4,4 m³ y permite cargar objetos de hasta 3,44 m de largo (talla XL) o 3,09 m de longitud (talla M), con la posibilidad de añadir a estas cotas la modularidad de la cabina extenso. Su carga útil alcanza los 800 Kg y puede remolcar hasta 750 Kg.

En el apartado tecnológico, cuenta con 18 funciones de ayuda a la conducción que permiten enfrentarse con tranquilidad a todo tipo de maniobras y trayectos.