Renault ya ha abierto los pedidos para el nuevo Trafic Furgón, que estará disponible en enero de 2022 en España, en el que se ha renovado el interior ofreciendo un confort y una calidad comparables a los de un vehículo particular, dentro de un habitáculo más funcional y práctico.

Fabricado en Normandía, cuenta con un total de cuatro motorizaciones Blue dCi de 110 a 170 CV, que cumplen con la norma Euro 6d-full, incluyen el Stop & Start y están asociadas a una caja de velocidades manual, si bienlas versiones Blue dCi 150 y 170 están igualmente disponibles con caja de velocidades automática de doble embrague EDC.

Además, se han mejorado las prestaciones del motor M9R 2.0 litros, con un aumento de potencia de 5 a 10 CV según las versiones y más par.  Con 275 versiones disponibles, el vehículo se puede modular y personalizar gracias a una amplia gama de opciones, accesorios, transformaciones a medida y múltiples posibilidades de conversión.

Se encuentra disponible en dos longitudes y dos alturas, con un volumen útil que va desde los 5,8 a los 8,9 m³, y un gran número de variantes de cabinas ampliadas. En la versión L2, la tapa situada en la mampara permite la mejor longitud de carga útil del segmento, con 4,15 metros.

El habitáculo ha sido totalmente rediseñado, mejorando la calidad y ofreciendo una sensación de mayor amplitud. Puede transformarse en una oficina móvil en la que se puede colocar un ordenador portátil y mantener los documentos de trabajo en un soporte orientable con formato A4.

A ello se añaden los numerosos espacios de almacenamiento, como el cajón Easy Life, que ofrecen una capacidad de 88 litros en total, situándose 54 de ellos bajo la banqueta del pasajero.

Por otro lado, gracias al modo zoning de la llave de contacto o de la tarjeta manos libres, el conductor puede bloquear o desbloquear la cabina o la zona de carga. Para facilitar las entregas o la búsqueda de herramientas, puede añadirse como opción la iluminación interior reforzada de LED.

Tecnología y ayudas de conducción

En materia de conducción, dispone de ayudas como el regulador de velocidad adaptativo, el conmutador automático de las luces de carretera, la alerta de salida de carril, la alerta de ángulo muerto, la frenada activa de emergencia, el reconocimiento de señales de tráfico con alerta de exceso de velocidad, la alerta de trayectoria inestable, los radares de proximidad delanteros, traseros y laterales, y la cámara de marcha atrás.

En lo que respecta a la tecnología, dispone del sistema multimedia Easy Link con navegación integrada, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, un cargador de 15 W, tres puertos USB y un cuadro de instrumentos con pantalla en color de 4,2 pulgadas.