Muelle de las Delicias en el puerto de Sevilla

El Muelle de las Delicias cuenta con una terminal completamente equipada para satisfacer las necesidades de los cruceros.

La Autoridad Portuaria de Sevilla ha hecho balance de la evolución del turismo de cruceros en 2019, año en el que han visitado la ciudad 20.948 cruceristas, lo que supone un 36,8% más que en el ejercicio anterior. En cuanto a las escalas, han aumentado un 22,3%, llegando hasta los 93 atraques.

Destaca el crucero de alta gama Braemar, que el puerto ha recibido hasta en cuatro ocasiones en el último año, mientras el Sirena ha visitado la instalación dos veces. Además, han regresado el Azamara Journey y el Pursuit, de Azamara Club Cruises, y en el mes de mayo, recibió al crucero Europa, que es el de mayores dimensiones que ha llegado al puerto, con 199 metros de eslora y 26 metros de manga.

Su ubicación en el interior de Andalucía es un factor muy atractivo para el sector de los cruceros de lujo y los megayates. De hecho, en su estrategia de desarrollo, la Autoridad Portuaria contempla la puesta en marcha de nuevas zonas para el atraque tanto de cruceros de alta gama como de yates, megayates y náutica deportiva.

Su intención es consolidar el destino para este tipo de segmentos, por lo que ha empezado a reforzar la labor comercial con las grandes navieras y a potenciar sus ventajas como puerto marítimo de interior.

Asimismo, el Muelle de las Delicias cuenta con una terminal completamente equipada para satisfacer las necesidades de los cruceros, dotada con los medios de protección adecuados en función de la normativa ISPS y con un servicio de recepción de residuos Marpol IV por descarga directa.