Esta semana han comenzado a operar los ocho primeros muelles de carga remodelados del Puesto de Inspección Fronteriza del Puerto de Algeciras (PIF), adaptados a las nuevas necesidades funcionales, así como a la nueva normativa y directrices de la UE, e incluidos en la primera fase de obras de remodelación del mismo.

Para esta fase de las obras, cuyos trabajos finalizaron el pasado febrero y a las que ya se ha trasladado el personal, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras ha presupuestado una financiación de 3 millones de euros, cofinanciados con fondos Feder, y también incluyen la remodelación de las dependencias administrativas.

Así, la Administración ha coordinado las obras en dos fases, que ejecuta la Unión Temporal de Empresas (UTE) Ehisa- Elecnor, con el fin de compatibilizar los trabajos con el funcionamiento normal de las instalaciones. Esta primera fase  ha afectado por tanto a las dependencias administrativas y a los citados ocho muelles de carga.

Los muelles, que ya están operativos desde esta semana, están destinados a la inspección de mercancía vegetal y los denominados PDI, determinados productos de importación con controles especiales. Las inspecciones de la mercancía de origen animal continúa realizándose en el nuevo edificio, que dispone de otros 15 muelles de descarga.

Con el inicio de esta operativa, en los próximos días podrán comenzar las obras de la 2ª fase del proyecto, durante las que se remodelará la otra mitad de la zona de los muelles de inspección.

Esta iniciativa de la autoridad portuaria, que complementa la construcción de la ampliación del PIF, operativa desde 2010, busca adaptarse a las exigencias de la UE, teniendo en cuenta que el puerto de Algeciras es el único Puesto de Inspección Fronteriza  de España autorizado por la UE para inspeccionar todos los tipos de mercancías.