El precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, continúa con su tendencia descendente cayendo por debajo de los 66 dólares, lo que supone el registro más bajo desde septiembre de 2009.

En concreto, el precio del barril de crudo Brent se ha situado en un mínimo de 65,36 dólares este martes 9 de diciembre, el más barato desde finales de septiembre de 2009, lo que representa un descenso del 41% desde principios de año. 

Por su parte, el precio del petróleo Texas, de referencia en Estados Unidos, tocaba mínimos de cinco años al caer hasta los 62,51 dólares por barril, lo que representa un descenso del 36,5% desde enero.

El principal motivo de estos descensos, al menos durante la última semana, se explica por los recortes de precio anunciados por grandes productores como Arabia Saudí o Irak.

A las preocupaciones por sobreabastecimiento del mercado y el impacto a la baja sobre el crudo de los productores alternativos como el ‘shale gas’ estadounidense, se han de sumar los recientes anuncios de estos países de que reducirán el precio del petróleo.

En este sentido, desde el Gobierno de Bagdad se ha anunciado una rebaja en el precio del crudo que exporta hacia los mercados de Asia y EEUU, mientras que subirá ligeramente el dirigido hacia Europa, en un movimiento que emula el adoptado por Arabia Saudí la semana pasada y que busca mantener la cuota de mercado de los productores de Oriente Próximo.