El proyecto de conexión ferroviaria al Polígono Industrial Prado Marina sigue adelante con la publicación, por parte de la Junta de Castilla y León, de la declaración de impacto ambiental de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Esta modificación permite el acceso ferroviario al polígono con conexión a la línea Madrid-Aranda Burgos, después de que la Delegación Territorial informase favorablemente a efectos ambientales sobre el mismo, el pasado 28 de mayo, según informaciones de Diario de Burgos.

Desde Aranda Intermodal, constituida por las empresas instaladas en esta área, esperan que el Ministerio de Fomento convoque la reunión a la que se comprometió para dar a conocer el estudio de viabilidad de la línea férrea Madrid-Aranda-Burgos, al que la Junta de Castilla y León supedita una subvención de 3,8 millones para ejecutar la infraestructura

La superficie que se vería afectada con la incorporación del ferrocarril es de 10.100 m² y está ubicada al noroeste del polígono, en un ámbito delimitado al norte por el ferrocarril con Valladolid, linea actualmente en desuso que se pretende activar para conectar esta parte del polígono con la línea Madrid-Irún.

La modificación de suelo llevada a cabo por la Junta reclasifica como suelo urbanizable cinco parcelas estaban clasificadas como no urbanizable de especial protección agrícola y afectadas por la vía pecuaria ‘Cañada de Prado Marina’, agregándolas al suelo urbano consolidado colindante al sur.

Se diferencian dos áreas, la primera con grado 1 de industria pesada, y la otra integrada en el sistema local de comunicaciones zona ferroviaria, contando con una superficie de 2.520 m².

Por otra parte, en el proyecto se deben llevar a cabo una serie de condiciones ya contempladas en el estudio de impacto ambiental  presentado por los promotores, como modificar el trazado de la vía pecuaria o incorporar un paso a distinto nivel de la misma entre sus flancos norte y sur.

A la espera de Fomento

Una vez superado el trámite ambiental, Aranda Intermodal espera que el Ministerio de Fomento confirme oficialmente la viabilidad de la explotación de la línea entre Aranda y Burgos para inmediatamente encargar la redacción del proyecto de ejecución definitivo e iniciar las obras si se agiliza la concesión de la licencia.