El buque Reyes B. llegando a la Dársena del Batán en el Puerto de Sevilla

El Consejo de Administración del puerto de Sevilla ha tomado conocimiento del proyecto constructivo del Dragado de Profundización de la Eurovía Guadalquivir con carácter previo a su remisión a Puertos del Estado que debe emitir informe preceptivo sobre el mismo.

La referida actuación de profundización y ensanche de la Canal de Navegación “Eurovía Guadalquivir” E-60, medioambientalmente viable, como  recoge  la evaluación positiva de la DIA, proyecta incrementar el calado de la canal de navegación desde 6,8 m en el tramo de la desembocadura hasta los 8,0 m, y desde los 6,5 m en el canal fluvial hasta los 7,60 m, únicamente en la canal de navegación.

El proyecto no afectaría a las márgenes ni a otros tramos y, por tanto, tampoco a toda la sección del cauce ni en toda su extensión. El fundamento de la obra radica en conseguir una mejora operativa, esencial y fundamental, del Canal de Navegación “Eurovía Guadalquivir”, subrayándose que dicho incremento de calado a ejecutar es mínimo en relación al existente en la actualidad en otros puertos interiores europeos, como Amberes, Hamburgo, Amsterdam, etc.

La actuación de Dragado de Profundización completa el proyecto de “Mejora de los Accesos Marítimos al Puerto de Sevilla”, dando viabilidad y sentido económico y social completo a la misma, una vez realizada la nueva Esclusa Puerta del Mar, y abre nuevas posibilidades a los sectores industrial y logístico radicados en el área de influencia del puerto reforzando la actividad actual en Sevilla de los centros de producción y la apertura de nuevos mercados.

Según afirma el puerto sevillano, el proyecto evaluado medioambientalmente de forma positiva,  «cuenta con un amplio respaldo tanto de las organizaciones empresariales como sindicales más representativas para su completa ejecución, así como de numerosas organizaciones ciudadanas«.