puerto exterior de Bilbao

Después de cinco años de caídas en el tráfico de mercancías en el puerto de bilbaíno, el organismo que preside Asier Atutxa registrará este ejercicio un crecimiento cercano al 5%. «Creo que este año cerraremos con un incremento cercano entre el 4% y 5% de los tráficos del puerto», afirmó en una entrevista concedida a Radio Euskadi, a sabiendas de que este síntoma positivo «se tendrá que consolidar en próximos trimestres y semestres del año siguiente».

“Lo importante es que con una tendencia de cinco años cayendo, se produce un pico de crecimiento”, sostiene Asier Atutxa sobre los primeros indicios de recuperación del puerto, que representa el 2% del PIB de Vizcaya y el 1% del País Vasco.

Atutxa restó importancia a la implantación de Tubacex en Cantabria, en vez de en el puerto de Bilbao. «No sumará pero no restará», dijo,  ya que los tráficos que se reciben desde Álava por parte de Tubacex seguirán yendo a Bilbao.

Al tiempo que manifestó que la intención a corto plazo es potenciar la capacidad comercial del puerto. Hasta final de año se realizará un esfuerzo extra para «triplicar la estructura comercial del puerto”. “Además de esperar que vengan al puerto, tenemos que tener una posición más activa para tratar de conseguir esos tráficos y dar a conocer el puerto de Bilbao también a nivel internacional», justificó.

Para llevar a cabo dicho objetivo, se incrementará el número de personas destinadas a la tarea, además del tiempo que dedicará el propio presidente, un 70%. El porcentaje restante lo destinará a «hacer de defensor del puerto» ya que, unas instalaciones que mueven «alrededor de 600 millones de euros al año», siempre presentan conflictos.

Convenio de colaboración con Pasajes

El presidente del puerto de Bilbao ha lamentado que desde Puertos del Estado hayan “negado la posibilidad de que se pueda producir un convenio de colaboración con el puerto guipuzcoano de Pasajes«. Atutxa achaca los problemas al sistema «radial» existente, según el que «todo pasa por Puertos del Estado y los diferentes puertos no pueden firmar acuerdos de colaboración entre ellos por una cuestión teórica de competitividad».

A pesar de las reticencias del organismo de Madrid, la intención del puerto de Bilbao es potenciar la intermodalidad y la competitividad de sus instalaciones a través de un acuerdo con Pasajes. «Por la vía de los hechos le haremos cambiar», afirma convencido de las decisiones que provengan de Madrid no impedirán que empiecen a trabajar “codo con codo en pocos meses”.

En la misma línea, añadió que en dos o tres meses empezarán a “vender Basque Country Logistic a nivel internacional de manera que quienes quieran trasportar sus mercancías a través de Euskadi, en este caso el Puerto de Bilbao, identifiquen una zona logística con todas sus bondades”. Esta actividad les llevará a Chile y el resto de la América atlántica, así como también a la Europa atlántica y al resto de la Península.