La Autoridad Portuaria de Bilbao se ratifica en todo lo dicho hasta la fecha ante el paro de transportistas autónomos que finalmente se desconvocó ayer martes por la tarde. De esta forma, proseguirá con su intención de presentar una acción judicial de responsabilidad civil para reclamar los «importantes daños económicos ocasionados por este paro«.

En un breve comunicado, la autoridad portuaria recuerda que, como ya se ha dicho en otras ocasiones, «a esta entidad no le corresponde negociar los acuerdos privados que puedan suscribir las empresas del ámbito portuario con los trabajadores que les prestan servicios«.

En todo caso, el comunicado insiste en que el puerto de Bilbao tiene que ser un «puerto competitivo donde prime la legalidad, la seguridad y el respeto por el derecho al trabajo«. Por ello, y dentro de las responsabilidades que le marca la ley, asegura que «tomará las medidas oportunas, que han sido respaldadas por su Consejo de Administración, para que no se vulnere la libre competencia en el transporte terrestre de mercancías».

Asimismo, tras finalizar el paro se espera que a lo largo de la semana se dé resolución al problema que representa toda la mercancía acumulada en los muelles a lo largo de las dos semanas que ha durado el conflicto.