El buque Happy River ha atracado esta semana en el Muelle Sur de la dársena de Escombreras, en el puerto de Cartagena, para la carga de 50 piezas eólicas con destino a Nueva Orleans, en Estados Unidos. Cada una de ellas tiene 80 metros de largo y cuatro metros de diámetro.

Es la primera vez que se realiza este tipo de operación en el puerto, pues las exportaciones anteriores iban directamente desde el camión hasta el buque. En este caso, se han trasladado las palas de aerogeneradores, que se encontraban almacenadas en una parcela fuera de la zona aduanera, hasta el Muelle Sur.

Esto demuestra que el recinto portuario está preparado para manipular este tipo de mercancía que en los últimos años se está consolidando. La operativa se ha realizado siguiendo todos los controles de seguridad y con espacio suficiente para que los camiones realizaran las maniobras.

El puerto ha exportado en 2020 más de 800 unidades de piezas eólicas entre palas y fustes para aerogeneradores. Las mercancías, consignadas por Ership y la Agencia Marítima Blázquez, proceden de la planta de Vestas en Daimiel, Ciudad Real, y la de Eiffage en Madrigueras, Albacete.

A lo largo del año, ha superado las 50.000 toneladas de este tipo de tráficos, consolidando las cifras de 2019 y posicionándose como uno de los referentes como puerta de entrada y salida para el ‘project cargo‘. Además, este año, por primera vez, se han realizado operaciones de importación de este tipo de piezas para proyectos nacionales.