l objetivo es modernizar la terminal por la inminente finalización de las obras de acceso ferroviario a la dársena.

Con la prolongación del muelle se ganará una nueva superficie de explanada.

El incremento del tráfico de ganado que se viene produciendo en el puerto de Cartagena obliga a dotar al puerto de instalaciones específicas, especialmente en el entorno del Atraque Oeste del Muelle Príncipe Felipe, que, si contara con una mayor superficie para las maniobras de vehículos, sería el área idónea para estas actividades.

En este sentido, la Autoridad Portuaria de Cartagena estima que se puede realizar una ampliación hacia el norte para ganar cerca de 3.000 m² de superficie, algo que, además, implicaría un incremento de la longitud del Atraque Oeste y mejoraría las instalaciones en la zona norte de las instalaciones de GNL.

Así pues, la autoridad portuaria cartagenera ha sacado a licitación unas obras para ampliar la línea de atraque actual de la Dársena de Escombreras y obtener una nueva superficie de explanada, así como para prolongar el muelle en su zona norte, en el entorno de Enagás , mientras que la adaptación y mejora del muelle de atraque de GNL se realizará a continuación del actual hacia ambos lados.

El proyecto, con un plazo de ejecución de 20 meses durante los cuales se mantendrá la operatividad del muelle existente, cuenta con un presupuesto base de licitación de 11.288.726,15 euros y un valor estimado de 9.329.525,74 euros.