El puerto de Cartagena está, a juicio de la Autoridad Portuaria, preparado para convertirse en un referente del Mediterráneo para las plataformas offshore, con el respaldo de las administraciones local y regional para impulsar una industria que ayudará a generar empleo en la zona.

La Autordad Portuaria estima que el puerto de Cartagena cuenta con una situación geoestratégica apta para estos tráficos, unos precios competitivos que abaratan costes logísticos a los operadores de las plataformas petrolíferas, un calado de 21 metros de profundidad, aguas tranquilas, una terminal para carga de proyecto y un muelle para buques de larga estancia y plataformas petrolíferas.

Así mismo, su área de influencia cuenta con capacidad de proporcionar mano de obra cualificada merced a sus vínculos con la industria química y la construcción naval.

Desde finales de 2018, el puerto de Cartagena se ha posicionado como puerto seguro para buques off-shore y han permanecido atracados en estancia prolongada, para trabajos de acondicionamiento y mantenimiento, ocho buques de este tipo, en estancias con duración desde los tres meses hasta ocho, según los registros estadísticos de la Autoridad Portuaria.

Estoas embarcaciones han sido la plataforma semisumergible de perforación ‘Transocean 706’, el buque de tendido de tubos ‘Castorone’, ‘Drillship Atwood Advantage’, el segundo mayor buque grúa semisumergible del mundo ‘Saipem 700’, la plataforma ‘Stena Icemax’, el buque ‘Brigth Spark’ y el ‘Scarabeo 9’, que permanece en la dársena de Escombreras.