El puerto de Gijón ha licitado por segunda vez el ‘Proyecto y obra para la fabricación, instalación y montaje de rampa ro-ro hidráulica‘, tras ser declarado desierto el pasado miércoles 15 de octubre.

Debido a que el puerto declaró desierto el anterior concurso al considerar que no se habían justificado por los licitadores los requisitos de solvencia exigidos, las condiciones de la nueva licitación, publicadas en el BOE este lunes 27 de octubre, son prácticamente idénticas al anterior.

Así pues, el importe neto del presupuesto base de licitación vuelve a ser de 3.636.759 euros, ascendiendo el importe total a 4.400.478,30 euros. 

El puerto no exige garantía provisional a los interesados, si bien la definitiva será del 5% del importe de adjudicación.

Los interesados cuentan con 26 días naturales, contados desde el día siguiente al de la publicación del anuncio en el BOE, para presentar sus ofertas en el Edificio de Servicios Múltiples del puerto de Gijón. 

Una única rampa ro-ro

El puerto de Gijón no ha tardado demasiado en licitar nuevamente la construcción de la nueva rampa ro-ro, dado que el Musel, cuenta con una única rampa ro-ro, ubicada en la novena alineación de los muelles de ‘La Osa’.

Además, cabe recordar que la reapertura de la Autopista del Mar Gijón-Nantes, actualmente suspendida, está ahora mucho más cerca que hace dos semanas, cuando se declaró desierto el concurso, debido a que la UE ha expresado recientemente que no se opone al mantenimiento de la subvenciones estatales a la naviera LD Lines, al menos un año más.

La nueva rampa proyectada tendrá una anchura de 19 metros en su zona más estrecha y un ensanchamiento delantero hasta un mínimo de 26 metros. La longitud mínima será de 35 metros y estará provista de pavimento antideslizante.

La ubicación definitiva del nuevo equipamiento será también la novena alineación de los muelles de La Osa, pero en el extremo opuesto al que ocupa la rampa con la que ya se opera.