Punta Langosteira en el puerto exterior de La Coruña

Punta Langosteira en el puerto exterior de La Coruña.

El Consejo de Administración del puerto de La Coruña ha aprobado, este martes 23 de septiembre, otorgar las concesiones solicitadas por Repsol para construir su terminal de graneles líquidos, y Pérez Torres Marítima para su nave de almacenamiento y distribución de mercancías.

Repsol trasladará el 60 % de su actividad, correspondiente a los tráficos de petróleo crudo, azufre y coque. al puerto exterior de Punta Langosteira. La inversión de la compañía asciende a 125 millones de euros y comprende, además de la terminal de graneles líquidos de 30.000 m², un pantalán privado con una lámina de agua de 20.000 m² y un rack de tuberías con una superficie estimada en 15.000 m².

También se integra el tramo de poliducto que discurrirá por suelo de dominio público portuario y la compañía se reserva en el Puerto Exterior una posible ampliación de 285.000 m² adicionales.

El plazo de la concesión se ha estipulado en 35 años, con la posibilidad de prórroga y en breve se iniciará el proceso para la ejecución de las instalaciones, que deberán estar operativas antes del 14 de abril de 2018.

Pérez Torres Marítima

En cuanto a Pérez Torres Marítima, que actualmente desarrolla operaciones de carga y descarga en el Puerto Exterior, la empresa construirá una nave de 10.000 m² con posibilidad de ampliaciones futuras, destinada al almacenamiento y distribución de graneles sólidos y mercancía general.

Las obras para la construcción de la nave comenzarán en los próximos meses con el objetivo de que la compañía pueda iniciar su actividad en el próximo ejercicio, con un tráfico estimado en el inicio de 100.000 tn anuales.

Estos dos otorgamientos de concesión se suman a los ya aprobados por el puerto de La Coruña para la instalación de naves de almacenamiento de Galigrain, perteneciente al grupo Nogar, principal operador de graneles sólidos del puerto, y de la empresa Terminales Marítimos de Galicia.

Las actuaciones previstas por estas compañías en el puerto exterior supondrán una inversión privada que supera los 140 millones de euros.