El puerto de Las Palmas adjudica la digitalización de sus accesos terrestres

El puerto de Las Palmas adjudica la digitalización de sus accesos terrestres, con el fin de mejorar el control y la fluidez del tráfico de vehículos, personas y mercancías que entran y salen del enclave.

Lunes, 07/03/2022 por CdS

Con la iniciativa, los procesos administrativos asociados a la entrada y salida del recinto portuario ya no serán en papel, sino digitales y a tiempo real.

La mesa de contratación de la Autoridad Portuaria de Las Palmas ha propuesto adjudicar el contrato de asistencia técnica para la digitalización de procesos asociados a los accesos terrestres al puerto de Las Palmas a la Fundación de la Comunidad Valenciana para la Investigación, Promoción y Estudios Comerciales de Valenciaport, única oferta presentada al procedimiento, por un importe de 95.578,82 euros.

Los responsables del enclave estiman que los servicios portuarios darán un salto cualitativo en el control y fluidez de vehículos pesados y ligeros, así como de personas a la entrada y salida de sus instalaciones, toda vez que el proyecto se realiza en coordinación con Aduanas y la Guardia Civil.

Con la iniciativa, los procesos administrativos asociados a la entrada y salida del recinto portuario ya no serán en papel, sino digitales y a tiempo real.

El estudio abarcará el diseño físico y dimensionamiento, así como la definición y descripción de los sistemas de información y tecnológicos que darán soporte a los nuevos controles de aduanas y de seguridad a establecer en los accesos terrestres al recinto portuario, tanto para personas, como para mercancías y vehículos, y en concreto a los accesos centro, sur y norte de la dársena canaria.

Además, se procederá a la implantación del levante sin papeles, automatizando así la salida y control de los vehículos pesados del puerto permitiendo consultar en tiempo real si una mercancía dispone del levante para salir del recinto aduanero. Para ello se dispone de una nueva parcela anexa al control de Belén María con una superficie de 14.800 metros cuadrados.

Los trabajos de estudio y redacción del proyecto constructivo tendrán una duración de ocho meses y están divididos en cuatro fases que comprenden un diagnóstico de la situación actual, el diseño funcional de los controles de acceso del puerto, el proyecto de ingeniería civil y, finalmente el proyecto de sistemas tecnológicos.