El puerto de Motril ve grandes posibilidades en el interior de Andalucía para reforzar su influencia tierra adentro, mejorar sus conexiones con el territorio y reforzar su competitividad.

Así pues, el enclave nazarí reforzará sus relaciones con Jaén a través de un un protocolo para el desarrollo logístico y económico del eje Motril-Granada-Jaén.

El acuerdo reconoce que la capital jiennense cuenta con suelo industrial que supone una oportunidad por su ubicación, comunicaciones actuales y futuras infraestructuras.

Al mismo tiempo, el Puerto de Motril se compromete a encargar la realización de un estudio de viabilidad sobre el potencial logístico de Jaén vinculado a la dársena granadina, mientras que el Ayuntamiento de Jaén se compromete a incluir al puerto en sus programas y actividades de desarrollo económico, logístico y empresarial como infraestructura asociada a su sector productivo local.

Motril es puerto de entrada para numerosas mercancías que tienen como destino Jaén, como son los casos de abonos, hidrocarburos, piezas de automoción, además del destacado papel que juega para la exportación de aceite que se produce en la provincia interior andaluza.

Adicionalmente, el enclave motrileño también observa un gran potencial para extender su hinterland, a través de Jaén y hasta el área de influencia que se extiende hasta el sur de la comunidad de Madrid.