El puerto de Motril calcula en 339 millones de euros y estima en 2.700 empleos directos su contribución a la reactivación de la economía durante el estado de alarma y en los próximos dos años.

Estas cifras corresponden a la inversión pública de la Autoridad Portuaria y a la privada que realizarán las empresas, según recoge un informe evacuado desde presidencia.

Durante el estado de alarma, la dársena motrileña ha movido más de 500.000 toneladas de mercancías, actividad que ha generado 600 puestos de trabajo directos con un valor de mercado que alcanza los 305 millones de euros.

Así mismo, para evitar la desaparición de empresas y la destrucción de empleo, la Autoridad Portuaria puso en marcha una serie de ayudas económicas con exenciones, bonificaciones y facilidades de pago, cuyo impacto en las cuentas del puerto se cifra en 1,1 millones de euros.

Por otra parte, el informe da instrucciones para la “agilización de los procedimientos en curso encaminados a mejoras e inversiones”, cuyo retorno económico se calcula en cinco millones de euros, así como “las concesiones administrativas solicitadas para la implantación de nuevas empresas por valor de 25 millones y la creación de 350 puestos de trabajo directos”.

De igual modo, la crisis sanitaria ha oblgiado a la Autoridad Portuaria de Motril a introducir cambios en su plan de inversiones, que prevé realizar obras por valor de cinco millones de euros en 2020 y 4,6 millones en 2021.