La Autoridad Portuaria de Motril ha licitado los trabajos para la adecuación de dos nuevas rampas ro-ro que se ubicarán al principio del muelle Dique, junto a la bocana de entrada y salida del puerto, y al final, contiguo al muelle de Graneles.

Con esta iniciativa, el enclave granadino pretende aprovechar infraestructuras ya existentes para dar respuesta al crecimiento de los tráficos de mercancías y pasajeros en servicios con buques de carga rodada que espera para los próximos años.

Así mismo, las obras permitirán dar respuesta a la operativa de un ferry de mercancías y pasajeros de manera simultánea, con lo que se podrá incrementar en un 40% la capacidad del tráfico rodado en camión por el puerto, una vez estén operativas todas las líneas.

En concreto, los responsables del recinto portuario motrileño han encargado la habilitación de nuevos noráis y defensas y la adaptación de los puntos de atraque para que los buques puedan operar a la madrileña Intemac.

A la conclusión de este proyecto, el puerto de Motril contará con cinco rampas para la carga de mercancía en camión, frente a las tres que tiene actualmente en servicio, localizadas en los muelles de Azucenas, Levante y Costa, con las que poder dar servicio a los crecientes tráficos de la dársena con el norte de África.