El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Pasaia ha aprobado, en su última reunión este jueves 25 de septiembre, el desistimiento de la tramitación del Plan Director de Infraestructuras, lo que implica la paralización del proyecto de puerto exterior.

Como se había adelantado anteriormente durante la presentación del Proceso de Reflexión Prospectiva, desarrollado con la participación de la mayor parte de los agentes públicos y privados afectados, se ha presentado este jueves la proposición al Consejo de Administración para la retirada del actual Plan, que finalmente se llevará a cabo.

Desde el puerto defienden que esta decisión «se había convertido en inevitable» en la medida en la que «habían ido desapareciendo, uno tras otro», los diferentes motivos que dieron lugar en su día al planteamiento de esta iniciativa. Si bien no se descarta esta opción para un futuro, la fecha para la misma es «imposible de determinar» a día de hoy.

El puerto asume ahora como eje principal de su estrategia la consolidación del puerto existente y su compatibilidad con su entorno urbano.

Nuevo Plan Estratégico

El Consejo de Administración ha facultado al puerto a contratar la actualización del Plan Estratégico, que deberá estar finalizada en el mes de marzo y que dará lugar al replanteamiento de los restantes instrumentos de planificación portuaria, como son la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios y el Plan Especial.

Por otro lado, durante la reunión también se ha aprobado el Plan de Protección, instrumento que se deriva de la normativa que se ha ido promoviendo a nivel internacional para mejorar la seguridad de las instalaciones de transporte.

Fuera ya de los asuntos debatidos en el Consejo de Administración, el puerto ha aprobado la licitación del proyecto de refuerzo del muelle Lezo-0, por importe de 2.250.000 €, que permitirá la implantación de una nueva terminal para tráfico de mercancía general y contenedores.

Sin esperar a la entrada en servicio de la terminal el tráfico de contenedores, se ha iniciado ya el embarque de las primeras cargas con destino a Bristol en el buque Autosun, de la naviera UECC.