puerto-de-rotterdam

El jurado ha tenido muy en cuenta la visión estratégica y su capacidad para pensar en el futuro.

La Organización Europea de Puertos Marítimos ha otorgado al puerto de Rotterdam su premio Espo 2018 por su estrecha relación con la ciudad en que está ubicado y la creación de un entorno laboral adecuado para sus actuales y futuros trabajadores.

El puerto, que competía con otras tres instalaciones en esta décima edición, ha demostrado que es capaz de generar un ambiente inclusivo y de respeto mutuo entre sus empleados, que favorezca el desarrollo a nivel personal.

La Autoridad Portuaria ha recibido el galardón en una ceremonia en Bruselas, en la que se ha explicado que el jurado ha tenido muy en cuenta su visión estratégica y su capacidad para pensar en el futuro, tanto a nivel operativo como en lo que respecta a la relación puerto-ciudad.

Esto implica proporcionar a los empleados las herramientas que necesitan las empresas portuarias, formar a los trabajadores y a los futuros talentos, y estimular la cooperación entre las diferentes compañías, además de fomentar la contratación del máximo número de personas de Rotterdam y sus alrededores.

El puerto competía por este premio con otros tres candidatos: la Asociación de Puertos Británicos, la Autoridad Portuaria del Mar del Norte y el puerto de Tallin.

el-puerto-de-rotterdam-recibe-el-premio-espo

El puerto ha demostrado ser capaz de generar un ambiente inclusivo y de respeto mutuo entre sus empleados.