El muelle de Armamento del puerto de Sevilla ha acogido una intensa actividad logística para preparar la estiba de las nueve estructuras metálicas que forman parte de un cargadero de cereales que tiene como destino Canadá.

Las piezas de grandes dimensiones alcanzan una longitud de 58 metros y las más pesadas superan las 350 toneladas. Todas las secciones llegarán después de un mes de navegación a Vancouver a bordo del buque multipropósito Klara, junto a cajas y accesorios eléctricos.

Se trata del buque habilitado para cargas especiales con mayores dimensiones que ha operado en el puerto, con una eslora de 166 metros y una manga de 23 metros.

Dos empresas del Grupo Noatum han participado en esta operativa de carga. Actanis Project Cargo ha diseñado la solución logística de toda la operación, y Marmedsa Noatum Maritime ha sido la empresa consignataria.

Por su parte, Carbón Puerto ha realizado la estiba, mientras los prácticos de la ría del Guadalquivir, remolcadores, amarradores y el personal de la Autoridad Portuaria han intervenido en la navegación y en la ordenación del muelle y del tráfico marítimo.

La ejecución de este trabajo se ha realizado aprovechando al máximo las capacidades del canal de navegación, ya que la salida del buque se ha efectuado en dos mareas, y por otro, del muelle de Armamento, cuya extensión ha hecho posible el acopio y ha facilitado las maniobras.

Tráfico de ‘project cargo

En lo que va de año, 33 buques han movido cargas especiales desde el muelle de Armamento, la dársena de Batán y las terminales portuarias de Carbón Puerto y la Esclusa, aunque se espera que el dato siga en aumento.

En el caso del cargadero de cereal, es un proyecto llave en mano de la ingeniería PHB Wesehütte, filial de TSK, que incluye la fabricación del cargadero y de todos sus componentes, así como el ensamblaje de las piezas en el muelle.

Metalúrgica del Guadalquivir ha fabricado y montado parte de la estructura metálica, Apimosa y Astilleros del Guadalquivir han intervenido en el tratamiento y pintado de las secciones, y Ditecsa ha facilitado sus instalaciones para montaje y acopio de material, mientras Sevitrade ha participado en el traslado de estas estructuras.