Con el objetivo de “hacer del Puerto de Sevilla el más competitivo del sur”, la Autoridad Portuaria del enclave hispalense tiene la intención de «reducir paulatinamente la tasa a la mercancía y aplicar nuevas bonificaciones en tráficos clave como el contenedor y el cereal”.

Esta medida dirigida a impulsar la actividad portuaria se incluirá en el Plan de Empresa de la entidad para 2021 y será aprobada en el consejo de administración del enclave durante el mes de julio, tal y como ha reseñado esta misma semana el presidente del puerto sevillano, Rafael Carmona.

Por otro lado, el recinto también trabaja para mejorar la navegabilidad e incrementar el potencial del puerto y, en esta línea, tiene previsto licitar próximamente las labores de asistencia técnica para la optimización de la navegación en la Eurovía del Guadalquivir, algo que permitirá la entrada de buques con más carga de una forma sostenible.

En lo que va de 2020, la crisis sanitaria no se ha dejado notar en los tráficos del enclave portuario andaluz hasta abril, de tal modo que acumulaba un crecimiento hasta entonces de un 2,4% anual, mientras que en mayo se han dejado sentir los efectos económicos de la pandemia, con un descenso del 2,7% en el acumulado.

Precisamente, en relación con la covid-19, el 15 de julio finaliza el plazo para que las empresas de la comunidad portuaria sevillana que se hayan visto afectadas puedan solicitar acogerse a las medidas económicas amparadas establecidas por la Administración.

La aplicación de estas medidas supondrá un ahorro de costes para las empresas del puerto de hasta un millón de euros.