La Autoridad Portuaria de Sevilla ha remitido recientemente a Puertos del Estado el proyecto de protección de los márgenes del río Guadalquivir con vistas a lograr que el dragado de profundización que promueve pueda licitarse en plazo.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha aludido al proyecto como «uno de los puntos correctores que se precisan para la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental».

Por otro lado, el presidente del puerto sevillano, Manuel Fernández, ha incidido en que en el mismo puerto se ha estado trabajando «codo con codo» tanto con la Junta de Andalucía como con responsables del Parque de Doñana, así como con el Ministerio, del que a día de hoy esperan su validación.

El proyecto fue la causa de la apertura de un procedimiento de infracción por parte de la Comisión Europea, que ha remitido una carta de emplazamiento a las autoridades españolas en las que solicita sus observaciones respecto al caso.

El presidente del puerto sevillano confirmaba entonces que ya se trabaja de cara a dar respuestas a un proceso que,«es obligado» y que «no nos afecta a nosotros, como puerto, sino al Estado español, que ya hace sus propias consideraciones».

Por otra parte, la Autoridad Portuaria reivindica que la dirección ambiental de la iniciativa está garantizada al contar al frente de la misma con el catedrático de Biología de la Universidad de Sevilla José Carlos García.

El colectivo ecologista WWF, promotor de la queja ante Europa, ya ha actualizado ante la Comisión Europea la situación con la remisión de nueva información al respecto, según ha confirmado el coordinador técnico de la Oficina en Doñana de la asociación, Juan José Carmona.

Carmona ha recalcado que la apertura de un procedimiento de esta naturaleza por parte de la Comisión Europea supone la detección de una posible vulneración de la normativa, puesto que «a este órgano le llegan miles de quejas y sólo un porcentaje muy pequeño de ellas prospera».