La Autoridad Portuaria de Vigo ha puesto en marcha un proyecto para la promoción de la recuperación de áreas alteradas en entornos-marítimos portuarios. En línea con la iniciativa de Crecimiento Azul del puerto, este plan, conocido como Puertalmar, pretende poner en valor la biodiversidad marina y conservar los ecosistemas portuarios, convirtiéndolos en una herramienta de concienciación.

Se desarrollará a lo largo de 12 meses, en los que se programarán actividades dirigidas a divulgar la importancia de los ecosistemas. También se mostrará la importancia ecológica y socioeconómica de conservar y recuperar ecosistemas costeros alterados.

Durante nueve meses, se monitorizarán estructuras colgantes instaladas en pantalanes de zonas portuarias, que sirven de soporte a la fijación de algas y otros organismos. La intención es analizar el ecosistema creado, su evolución, y su repercusión sobre las actividades socioeconómicas del entorno.

Entre las funciones del nuevo hábitat, se encuentran algunas como la captación de CO2, o convertirse en zona de refugio y de reposición de especies. En el proyecto están involucrados la Universidad de Vigo y el puerto de Melilla.

El centro universitario se ocupará del desarrollo de la investigación y monitorización, así como de la adaptación del conocimiento científico para las actividades de divulgación, en las que colaborará la instalación melillense.