La Autoridad Portuaria de Vigo ha sido pionera en la definición e implementación de una estrategia de Crecimiento Azul en Europa, que ha contado con la participación de más de 300 agentes implicados, organizados en grupos de trabajo según las temáticas que se han reunido semestralmente.

Estas citas se han convertido en un punto de encuentro entre la comunidad portuaria y el puerto, en las que se ha generado un ambiente de intercambio de conocimiento, de generación de nuevas ideas y soluciones para abordar los retos y desafíos del sector marítimo-portuario.

Con el fin de continuar alentando este espíritu y de fortalecer la intervención individual y colectiva, a lo largo de los últimos meses se ha procedido a la formalización de los grupos de trabajo, reestructurados en seis, que se han convertido en Comisiones del Consejo de Navegación y Puerto.

De este modo, se ha querido reconocer su función en la estructura de la Administración del puerto. Las nuevas Comisiones son: Construcción Naval, Turismo de Cruceros, Historia y Formación, Pesca fresca y congelada, Mercancías y transporte marítimo y Biotecnología y Energía Azul.

Participación abierta

Las Comisiones contarán con un relator elegido por votación, que será el encargado de transmitir los acuerdos y la información recogida en las reuniones al Consejo de Navegación y Puerto.

La participación en estos grupos estará abierta a cualquier persona física o jurídica interesada en el desarrollo de la economía azul. Además, ninguno de los miembros de la institución portuaria podrá ejercer como relator, de modo que se garantice la democracia y transparencia.

Aunque el Covid-19 ha provocado el aplazamiento de las primeras reuniones de 2020 de los grupos de trabajo, en la primera quincena de julio se relanzarán, constituidos ya como comisiones, y se elegirá a algunos de los relatores.

Así, se podrá empezar a trabajar en la nueva normalidad portuaria y hacer frente a los nuevos desafíos de los diferentes sectores de la economía azul.