puerto de vigo consolida su trafico ro-ro

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Vigo ha aprobado la reducción de las tarifas de almacenaje de automóviles. Esta modificación supondrá equiparar las tasas por almacenar un vehículo en el silo y en la campa de la Terminal de Transbordadores de Bouzas.

Hasta ahora existían tres tarifas distintas: una para el almacenaje en el silo, otra para los automóviles que se depositaban en la campa y cuya estancia era inferior a tres días y una tercera para aquellos que lo hacían por más tiempo.

Con esta modificación, la tarifa de almacenaje para los automóviles depositados en la terminal y cuya estancia no exceda los tres días de duración, verá reducida la tasa a la que tiene que hacer frente en un -67%. Del mismo modo, las tarifas para los vehículos cuya estancia supere los tres días bajará hasta un -50% y, en el caso de que el almacenaje sea superior a los tres días y menor de siete, su tarifa descenderá un -8%.

Esta reducción de las tarifas de almacenaje de automóviles, según matizan desde la Autoridad Portuaira, pretenden potenciar la competitividad del sector, sumándose así a otras iniciativas impulsadas desde otras administraciones, como es el caso de la Junta de Galicia, que ha destinado 120 millones de euros en ayudas al sector, o el propio Consorcio de la Zona Franca de Vigo, que, en los últimos meses, ha realizado fuertes inversiones en el entorno de la fábrica.

Aumento del trafico de mercancía general

Por otra parte, se ha informado al Consejo de Administración del incremento de un +1,6% en el tráfico de mercancía general en la terminal. Una cifra a la que han contribuido, entre otros, el movimiento de automóviles (+25%), las maderas (+8%), el granito elaborado (+30%), cuyo tráfico se equipara prácticamente al del granito en bruto, la pesca congelada (+13%), las piezas auto (+23%) y las conservas (+41%).

En cuanto a la cifra de negocio, ha supuesto una subida del +2,9%, así como una bajada del -10% de los gastos de explotación. En cuanto a los resultados después de impuestos, el ente portuario se sitúa con un saldo positivo de +247.000 euros.