El temporal Filomena ha tenido un fuerte impacto en las operaciones de las empresas logísticas y de transporte, que han trabajado a fondo para recuperar cuanto antes la actividad en las zonas afectadas por el temporal.

En el caso del Puerto Seco de Azuqueca, el lunes 11 amaneció con toda la terminal cubierta de nieve, con cotas que alcanzaban incluso el medio metro de altura. Se iniciaron entonces los trabajos de limpieza con las máquinas quitanieves de la empresa Reciclajes Ecológicos del Henares.

Además, los empleados, que se habían presentado al completo a trabajar, utilizaron todos los medios a su alcance para despejar las instalaciones, con la colaboración de la Gerencia de área de Infraestructuras Centro de Adif para la limpieza y comprobación de las vías de recepción y expedición, así como del equipo de Circulación.

Finalmente, se consiguió poner todo a punto para recibir trenes el martes a las 12:00 y fue en la mañana del miércoles 13 cuando llegaron los primeros a la terminal. Aunque la inversión en estos trabajos ha sido importante, se pretende con ello mantener la confianza de los clientes, ofreciendo un servicio de calidad.

El Puerto Seco, que ha estado operativo durante toda la pandemia, aplicando estrictos protocolos de seguridad, sigue manteniendo activa la cadena logística, en su afán por ofrecer una imagen fiable del transporte por ferrocarril incluso en los momentos más críticos.