Saber por dónde va el paquete, poder hacer el seguimiento hasta que el repartidor llama a la puerta, etc, son algunas de las conclusiones que se han desprendido de la primera encuesta de los servicios de entrega en el comercio electrónico en España, realizada por el empresario Aitor Ojanguren en septiembre de 2014.

Así, según la encuesta, pese a que la sociedad vive conectada a Internet, el 32% de los entrevistados desconoce cuándo llegará la empresa de transporte a su casa. Y es que, aunque todas las plataformas on-line del sector cuentan con la opción del seguimiento del paquete, ese seguimiento no es del todo completo. Suele existir un vacío de información desde que el paquete está en la ciudad o localidad de destino hasta que está en las manos del receptor.

Asimismo, la opción de elegir el rango horario de la entrega no es una posibilidad en todos los operadores logísticos, y según la encuesta, sólo el 16,5% de los encuestados acuerda un rango horario con el repartidor.

Estos factores reflejan una clara insatisfacción del cliente final, y si la experiencia de la entrega es mala, y además existe falta de información o de posibilidades, esa persona no volverá a comprar en ese negocio on-line.

Por ello, según Redyser, el reto de las empresas sigue siendo destacar en cuanto a trazabilidad para que exista el mayor feedback con el destinatario final, y la información en tiempo real será una de las claves que diferenciará un servicio de otro. De esta forma, la empresa de paquetería ha desarrollado su propia tecnología, Iris Route, que ha permitido la creación del servicio ‘Entrega a la Carta’.

Integrado en su división de e-commerce, esta solución consigue que la información fluya en ambos sentidos hasta que el paquete está en manos del destinatario. Además, el consumidor final puede cambiar la dirección de la entrega, de la fecha, fijar un horario preferente, desviar el paquete a un punto de cercanía Redyser y hasta contactar con el repartidor.

La tecnología Iris Route facilita la comunicación entre los distintos departamentos de Redyser y el cliente, para que en todo momento esté notificado del estado de su envío, y además, se pueda modificar las condiciones de la entrega según cambian sus propias condiciones.