La Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística, y Distribución de España, Aldefe, que desde hace más de 30 años negocia el Convenio Colectivo sectorial de frío industrial, agrupa actualmente al 60% de las empresas del sector, que suman tres millones de metros cúbicos de capacidad de almacenaje a temperatura controlada de productos perecederos.

Cada trimestre presenta los datos recogidos sobre la ocupación de las instalaciones, la manipulación de mercancías, la plantilla y la facturación media de las empresas dedicadas a esta actividad. Los últimos que ha analizado, correspondientes al segundo trimestre de 2018, muestran un desarrollo muy positivo del sector, con un porcentaje de ocupación de este tipo de centros del 90,10% de media, ligeramente superior al 89,4% de los tres primeros meses del año, lo que indica que están prácticamente al límite.

En tres ejercicios, este índice ha pasado del 60% de media al 90%, algo que está obligando a estas compañías a optimizar la gestión de sus espacios, fomentar la rotación de productos y tratar de planificar lo mejor posible las grandes campañas, como Navidad o verano, ajustándose a las demandas de los clientes y garantizando siempre el mismo nivel de servicio y profesionalidad.

El índice de ocupación ha pasado del 60% de media al 90% en solamente tres ejercicios.

La zona con mayor nivel de ocupación es Valencia, con un 98%. Su capacidad es de 324.137 metros cúbicos y actualmente tiene ocupados 317.621. En segundo lugar, se encuentra Galicia, con un 97,7%, y el centro de España, con un 92,4%. Por su parte, en Cataluña la ocupación asciende al 90,9%, en la zona norte al 86,9% y en Canarias al 85%.

Este es sin ninguna duda el indicador más puro del almacenaje frigorífico, si bien pueden encontrarse también otros.

La manipulación de mercancías sigue en aumento

Los ratios de manipulación de mercancías resultan clave para determinar el rendimiento de las instalaciones, al proporcionar información sobre los movimientos que se realizan en este ámbito.

Las áreas con mayor volumen de almacenaje, como el centro,  también han logrado un alto índice de manipulación, llegando en este caso a las 436.339 toneladas, por encima de las 430.628 del primer trimestre.

Esta situación lleva invariablemente a una disminución de la capacidad disponible y exige por tanto, una mayor rotación de productos y una mejor gestión de las entradas y salidas.

Las zonas que disponen de un mayor volumen de almacenaje deben gestionar mejor las entradas y salidas, favoreciendo una mayor rotación de  los productos.

Lejos de la zona centro, aunque también muy por encima de las demás, se sitúan las cifras del norte de España, con 225.220 toneladas frente a 208.964 toneladas movidas entre enero y marzo. Valencia, en tercer lugar, se anota un total de 78.314 toneladas, seguida de cerca por Galicia, con 76.729 toneladas.

En total, en España se han manipulado hasta 1.761.577 toneladas en los almacenes frigoríficos a lo largo del primer semestre de 2018.

Los 36 empleados que de media integran la plantilla de esta clase de instalaciones se mantienen aún en la misma línea de años anteriores, aunque ligeramente por encima, ya que en 2016 la media ascendía a 32 personas.

En total, se han contabilizado 1.599 empleados del sector en el segundo trimestre de 2018, siendo Madrid y sus alrededores la región que más acumula, con 855 trabajadores en total, lo que supone el 53% de la cifra global.

Le sigue Cataluña, con 328, y la zona norte con 160. Cierran esta lista Galicia, con 139 empleados, Valencia, con 99, y por último, Canarias, con 18.

cuadro-final-noticias-para-enlace-al-especial