La patronal de la logística y el transporte, UNO, ha solicitado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mayor agilidad en la puesta en marcha de medidas para introducir más flexibilidad en el mercado laboral.

Las empresas logísticas necesitan más flexibilidad para adaptarse a las exigencias del nuevo consumidor omnicanal. Por ello, en la organización creen que es preciso avanzar en la transformación del mercado de trabajo, siguiendo el camino de la última reforma laboral.

Tal y como ha explicado su presidente, Francisco Aranda, la flexibilidad es fundamental para conseguir un mercado laboral inclusivo, seguir creando puestos de trabajo y reducir la tasa de paro, además de poder adaptarse en mejores condiciones al consumidor.

Así, recomienda aumentar el tamaño del mercado y fomentar la empleabilidad de los trabajadores, en lugar de «apuntalar los puestos de trabajo«.  Todas estas ideas han surgido durante el último encuentro empresarial de la organización, que ha congregado a 400 directivos del sector.

En él, también se ha puesto el foco sobre la carga impositiva que soporta la logística, pese a aportar «valor añadido a industrias, fabricantes y distribuidores«. Sin embargo, en este momento de la economía, ya «no soporta más carga fiscal«, pues las empresas se están viendo obligadas a acometer fuertes inversiones para digitalizarse y ser más competitivas.

En este sentido, durante el evento se ha señalado la importancia de incorporar nuevas herramientas para un mayor acercamiento al cliente, que debe ser el centro del negocio, porque «interactúa no solo con el distribuidor sino también con las empresas de logística para tener el producto cuándo y dónde quiere».