camion-autonomo-de-tusimple

Durante las pruebas, un conductor viajará en el vehículo para intervenir si fuera necesario.

El desarrollo de la conducción autónoma es imparable, a juzgar por los múltiples avances que están realizando los fabricantes y las pruebas cada vez más habituales en diferentes carreteras de todo el mundo para probar su viabilidad en entornos reales.

La última en ponerse en marcha ha sido la del Servicio Postal de Estados Unidos, USPS, que ha iniciado un piloto de dos semanas de duración para probar el uso de vehículos autónomos en el transporte del correo en varias zonas del suroeste del país.

Estas unidades, pertenecientes a la ‘start-up’ TuSimple, se ocuparán del transporte entre las instalaciones de USPS en Phoenix y Dallas, con el objetivo de averiguar cómo esta tecnología puede mejorar los tiempos de tránsito y los costes.

No obstante, durante las pruebas un conductor viajará en el vehículo para intervenir si fuera necesario, acompañado de un ingeniero. El programa piloto consta de cinco viajes, en los que se recorrerán más de 3.380 kilómetros, lo que supone 45 horas de conducción.

De momento, no está claro si el Servicio Postal continuará apostando por la conducción autónoma una vez finalizadas las pruebas, cuyo coste no se ha revelado. En cualquier caso, si el resultado es positivo, se habrá dado un gran paso para la resolución de problemas como la falta de conductores o las constantes limitaciones a nivel regulatorio a las que se enfrentan los operadores de transporte de mercancías en el país.

La Asociación Americana del Transporte por Carretera estima que para el año 2024, se quedarán sin cubrir 174.500 puestos de conductor, debido al envejecimiento de los trabajadores en el sector y la dificultad de atraer a los más jóvenes.