El Tribunal Supremo ha respaldado la representatividad de UNO en el sector logístico, al desestimar el recurso de casación interpuesto por la Confederación Madrileña de Transporte, Comat, frente a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la capital que ya confirmaba que estaba legitimado para la firma del Convenio Colectivo de Madrid para 2015 y 2016.

Con esta segunda sentencia a favor de la organización, la Justicia confirma definitivamente la legalidad del Convenio de Logística, Paquetería y Actividades Anexas al Transporte, suscrito por UNO, CCOO y UGT el 29 de julio de 2015.

Desde Comat alegaban que la patronal no podía firmar el documento por su falta de representatividad, pero la sentencia del Alto Tribunal desmiente esta premisa. Además, la justicia madrileña explica que las empresas pertenecientes a UNO emplean a más de 13.000 trabajadores, lo que supone la mayoría de los afectados por el convenio.

Francisco Aranda, su secretario general, ha insistido en que la representatividad empresarial de la organización «es indiscutible» y en que su reconocimiento por parte de los estamentos judiciales marca el inicio de una nueva etapa en un sector que ha experimentado una enorme transformación.

A partir de ahora, la patronal podrá negociar directamente junto a los sindicatos un futuro sostenible para las empresas y los trabajadores, dotando al área logística de mayor seguridad jurídica y de los instrumentos de competitividad y flexibilidad laboral que requiere.