La congestión del tráfico es la principal causa por la que los trabajadores móviles llegan tarde a sus citas de servicio, según los datos de un estudio llevado a cabo por TomTom.

Según este estudio, nueve de cada diez conductores (91%) admite que llega tarde a sus citas de servicio con los clientes, y un 63% señala el tráfico como la causa principal. Según este estudio, realizado entre conductores que trabajan para empresas de mensajería, un 32% afirma llegar tarde a sus servicios de forma regular.

Según la información de Tomtom, el tráfico no se puede controlar pero si se pueden mitigar sus efectos a partir de los sistemas telemáticos de gestión de flotas de vehíulos, que aportan la información del tráfico en tiempo real, lo que permite a las empras detectar y tener controlados los retrasos.

Otros factores señalados por los conductores como impedimento para llegar a tiempo a sus servicios son los cambios de horario por la aparición de trabajos urgentes, el retraso en trabajos anteriores o la mala planificación desde la oficina, aunque en estos casos el porcentaje decrece al 15%, el 14% y el 9%, respectivamente.

El estudio refleja, asimismo, que más de la mitad de los conductores, un 52%, se sienten estresados por el tráfico. De ellos, un 28% aduce como razón principal para su estrés la presión ejercida por el horario, mientras que un 42% cita las molestias que se causan al cliente.

Una gestión de rutas inteligente significa menos frustración, dado que la planificación tiene en cuenta tiempos de trayecto en rutas u horas del día específicas, proporcionando estimaciones sobre tiempos de llegada mucho más precisas y la posibilidad de informar rápidamente al cliente si se va a producir un retraso o un cambio en los horarios planificados.