Los volúmenes de movimiento de camiones, tanto a nivel nacional, como en transporte internacional, siguen gravemente afectados por la crisis sanitaria.

Sin embargo, parece que la Semana Santa puede haber actuado como punto de inflexión, ya que en ambos casos se detectan ligeros descensos de las caídas porcentuales.

En el caso de los movimientos en las fronteras terrestres españolas, durante la semana pasada se ha registrado un retroceso de un 84,39% el pasado lunes, día 13, con relación a otra jornada equivalente.

Sin embargo, a partir de ese día, los descensos se recortan hasta un 75,44% el martes y un 73,84% el miércoles, 15 de abril, cuando el tráfico transfronterizo alcanzó su pico semanal.

Durante el jueves el descenso se colocó en un 74,64% con relación a una jornada similar y el viernes se situó en un 78,54%, para ahondarse durante el fin de semana hasta un 89,27% el sábado 18 y un 91,27% el domingo, 19 de abril.

Esa jornada, la caída en las entradas hacia España retrocedió un 91,52%, mientras que las salidas hacia Francia y Portugal cayeron un 91,01% con relación a otra jornada similar. Así mismo, los tráficos con Portugal eran un 90,34% inferiores a los un día equivalente, mientras que los cruces con Francia suponían un 92,19% menos de lo que suele ser corriente.

Todos los registros de caídas de la semana pasada son menos pronunciados que los que se dieron siete días antes, salvo el del lunes, que era más profundo que el registrado el lunes.