Los trabajadores del sector del transporte de mercancías, logística y guardamuebles de Zaragoza tienen previsto movilizarse la última semana de noviembre. En concreto, para el sábado 23 está previsto realizar paros de cuatro horas de duración en cada turno de trabajo y diversas concentraciones a la que están llamados más de 8.000 trabajadores del sector.

Con todo ello, se persigue desbloquear la situación a la que se ha llegado en la negociación del convenio colectivo, que tras diez meses de reuniones entre patronal y sindicatos no ha conseguido acercar posturas. “Todo por la inamovible postura de la patronal”, señalan desde CCOO.

En las asambleas celebradas los pasados 16 y 19 de octubre, se ha expuesto al colectivo afectado la crítica situación en la que se encuentra la negociación del convenio colectivo, en la que la patronal pretende imponer un recorte salarial, que ya calificaron las organizaciones sindicales como «inaceptable«.

La elevada pérdida de poder adquisitivo que supondría para los trabajadores” ha llevado a los sindicatos a no aceptar la propuesta de la patronal por la que se eliminaría la paga extraordinaria en aquellas empresas que no tengan beneficios.

Por su parte las organizaciones sindicales aseguran que aceptarían la congelación salarial para los años 2013 y 2014, «pero parece no ser suficiente para los empresarios del sector«, aseguró Carlos Covelo, secretario general del Sector de Carreteras de CCOO en Aragón, «que quieren aprovecharse de la situación económica general recortando derechos de los trabajadores para incrementar sus beneficios«.

En los próximos días se solicitarán los permisos correspondientes para llevar a cabo las movilizaciones y se solicitará la preceptiva mediación en los servicios de arbitraje (SAMA) que podrían evitar los paros previstos.