DBK Mercado ibérico de transporte de mercancías

El estudio publicado por DBK « El Transporte de Mercancías por Carretera en el Mercado Ibérico» señala para ester sector de actividad un volúmen de  negocio de 16.750 millones de euros en 2010, lo que ha supuesto un 1,4% más que en 2009, año en el que se había registrado una caída del 17,2%.

Por lo tanto, el mercado español se incrementó un 1,4%, situándose en 14.000 millones de euros y representando el 83,6% del total, mientras que el volumen de negocio en Portugal se cifró en 2.725 millones.

El transporte internacional ganó peso en el conjunto del mercado en 2010. En España supuso un negocio de unos 2.230 millones de euros, el 16% del total, mientras que en Portugal reunió una participación del 46%, alcanzando los 1.250 millones de euros.

A pesar de la debilidad de la demanda, que se traducirá en un leve descenso del volumen de carga transportada, en 2011 se producirá un ligero crecimiento del volumen de negocio en el conjunto del mercado ibérico, motivado por el incremento de las tarifas aplicadas por los transportistas.

Así, para el cierre del ejercicio se estima un mercado de 17.375 millones de euros, un 3,9% más que en 2010. El mercado español registrará un mejor comportamiento que el portugués, en un contexto macroeconómico menos desfavorable.

El alto precio del gasóleo, la implantación de la Euroviñeta y la introducción de nuevos peajes en autovías que hasta el momento eran gratuitas para los usuarios son importantes amenazas para las empresas del sector.

Por su parte, la orientación hacia mercados exteriores se presenta como una de las principales vías de crecimiento, ante la debilidad prevista de la demanda interna.

Estructura de la oferta

La oferta de transporte de mercancías por carretera en el mercado ibérico estaba compuesta en diciembre de 2010 por 116.194 empresas, de las cuales 107.437 se ubicaban en España y 8.757 en Portugal.

En ese ejercicio el número total de empresas cayó un 8,9%. La reducción del número de operadores fue espacialmente intensa en el mercado español, contabilizándose una caída del 9,5%, mientras que en Portugal el descenso se cifró en el 1,2%.

Por su parte, el parque de vehículos de transporte público de mercancías ascendió a 389.182 unidades, resultando una media en el conjunto del mercado ibérico de 3,3 vehículos por empresa, cifra que refleja el pequeño tamaño medio de los operadores.

De este modo, 329.644 vehículos, un 12,7% menos que en 2009, pertenecían a empresas españolas, mientras que los 59.538 restantes correspondían a operadores portugueses.

Las cinco principales empresas por volumen de negocio concentraron una cuota de mercado conjunta del 7,7% en 2010, mientras que la participación de las diez primeras se situó en el 12,7%.