El transporte gallego se ha reunido con el Delegado del Gobierno en Galicia para pedir unos adecuados y necesarios descuentos en los peajes de la AP-9 para vehículos de transporte de mercancías.

El sector se teme que los descuentos para el transporte pesado sean insuficientes, por lo que demandan unas bonificaciones en los peajes para para los vehículos pesados de al menos el 55% del importe del peaje.

De igual modo, se solicita que la rebaja no esté condicionada a la realización de un número mínimo de viajes al mes, o ida y vuelta en la misma jornada, ya que, en su opinión, el transporte público de mercancías no debe tener la misma consideración que los desplazamientos de los turismos.

En este mismo sentido, los transportistas gallegos, junto con el Clúster de la Función Logística de Galicia, también se han reunido con la Xunta para insistir en estas reclamaciones, toda vez que, según sus cálculos, soportan los peajes más caros del Estado en coste por kilómetro, sin ningún tipo de descuento o bonificación para los vehículos pesados de transporte de mercancías por carretera.

Los movimientos del transporte gallego se producen a raíz de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana anunciar la apertura de una negociación con la concesionaria Audasa para la puesta en marcha con carácter inminente de unas bonificaciones en las tarifas de la AP-9, y ante el temor de que se articulen unos mínimos descuentos para los vehículos transporte pesado de mercancías.