Lo que CETM-Madrid califica de «falta de planificación para facilitar el libre desplazamiento de personas y mercancías» durante la última cumbre del G-7 celebrada en la ciudad francesa de Biarritz la ha costado 1,8 millones de euros a las empresas de transporte de la Comunidad de Madrid.

En este mismo sentido, la patronal del sector del transporte de mercancías por carretera madrileña ha insistido en manifestar «el hartazgo ante la falta de rigor y sensibilidad de la actual clase política española con el sector del transporte de mercancías y con el colectivo empresarial en general».

La organización empresarial calcula que los cortes de carretera para camiones se han establecido «de una forma generalizada e indiscriminada» y que habrían afectado a «en torno a mil los camiones afectados por estos cortes, lo que vendría a suponer un perjuicio económico para las empresas de transporte de mercancías de Madrid de 1,8 millones de euros».

Para CETM-Madrid estos cortes afectan no solo de una manera directa no sólo al sector del transporte de mercancías por carretera, «sino a la actividad económica en general y, especialmente a nuestras exportaciones», por lo que pide «más diálogo y consenso para poner en marcha medidas» como estas en el futuro.