Siguen acumulándose las señales y el transporte empieza a comprender que Navarra estudia seguir el ejemplo de Guipúzcoa y empezar a establecer peajes para camiones en algunas de sus vías de alta capacidad.

Ante silencios que escaman y sospechas que ponen sobre alerta, las dos principales organizaciones empresariales del sector en la Comunidad Foral se manifiestan este domingo, 14 de febrero, por las calles de Pamplona para protestar también contra la eliminación del régimen de módulos en la región.

En este sentido interpretan que el Consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, en su intervención ante el Parlamento de Navarra, haya obviado la posibilidad de los peajes al referirse a la financiación de las carreteras navarras, cuando ya se manejan proyectos para poner peajes a los vehículos pesados para mantener cinco vías navarras, como son la A-1, la A-10, la A-15, la A-68 y la N-121-A.

Así pues, Tradisna y Anet agradecen la inversión en infraestrucuras, pero a la vez dicen sentirse ninguneados con la implantación de peajes tras haber intentado, a lo largo de todo el 2020, «dialogar sobre la mejor solución para nuestras carreteras con el Gobierno, pero no nos hemos sentido escuchados ni siquiera para aconsejar o tratar al respecto», según explican.