Barometro del transporte tercer trimestre 2013 Timocom

La proporción de cargas en el tercer trimestre de 2013, registrada en el barómetro del transporte de TimoCom, se sitúa en un 52%, lo que supone un aumento del 5% en comparación con el período anterior.

Con una ratio de cargas / camiones del 52:48 para las relaciones «de todos los países, a todos los países», el barómetro del transporte de TimoCom arroja, por segundo trimestre consecutivo, una cifra positiva en la proporción de cargas.

El sector del transporte ha tenido que esperar un año y medio para conseguir este resultado, desde que en 2011 se registraron dos trimestres consecutivos de superávit de cargas. El barómetro confirma de este modo la evolución alcista que ya han identificado numerosos estudios.

El mes de julio se benefició de los resultados del mes anterior, 50:50 en junio, pudiendo mantenerse casi al mismo nivel con una relación de cargas y camiones de 48:52.

Previsión de una evolución positiva

Estos resultados ya adelantaban que la evolución de cargas del tercer trimestre se acercaría a los valores de 2011 que se confirmó con la tendencia positiva continuó en agosto, y el parón veraniego ha supuesto solo una ligera curva a la baja.

Efectivamente, el período de vacaciones ha presentado un mayor nivel de actividad que el año anterior. Así, la «ligera curva a la baja» de agosto, únicamente reflejaba la pérdida de 1% del índice de cargas con respecto a los camiones.

El verano se cerró con un ratio de cargas de 47:43. No obstante, a finales de mes, ya se podían identificar los primeros signos de la evolución positiva de septiembre.

En septiembre de este año, la actividad empresarial se ha reanudado y esta vez con mayor número de transacciones de transporte que el año anterior. En este contexto, el barómetro del transporte de TimoCom ha registrado una subida tan pronunciada como en 2008 y 2009, con un aumento del 12% en la proporción de cargas. El mes de septiembre cerró con un ratio de cargas y camiones de 59:41.

De este modo, cabe esperar que el aumento de la actividad y demanda en el transporte, se acabe reflejando también positivamente en la proporción de cargas.