Ya no extraña en el sector que el transporte quede relegado al final de las propuestas de los partidos políticos, aunque, por otro lado, tampoco está de más que se alce la voz para solicitar más atención.

Para CETM, las 370 propuestas agrupadas bajo el título ‘Programa Común Progresista’ y presentadas por el PSOE esta misma semana vuelven a demostrar cómo «los sucesivos Gobiernos de España se olvidan, o solo se acuerdan para mal, de un sector determinante para el funcionamiento de la actividad económica».

La organización empresarial ha comprobado que este documento programático que quiere constituir en un adelanto para un programa de Gobierno «no incluye, como por desgracia suele ser habitual, ni una sola propuesta específica encaminada a mejorar la situación del transporte de mercancías por carretera», aunque, por el contrario, desgrana alguna propuesta que podría afectar al sector negativamente.

Entre ellas se encontrarían, según la CETM, «la prohibición de venta de vehículos ligeros comerciales que produzcan emisiones directas de CO2, para 2040, sin que exista en estos momentos garantía alguna de que haya alternativas viables para entonces, o la creación de zonas de bajas emisiones en todos los municipios con más de 50.000 habitantes, que sin duda introducirán restricciones a la circulación que dificultarán el reparto urbano de mercancías, actividad en continuo crecimiento».

Frente a esta situación, la patronal reclama medidas que «deben estar encaminadas a conseguir un marco normativo menos complejo y más ágil, reforzar la capacidad negociadora del sector en el mercado, rebajar la presión fiscal, flexibilizar la actividad y promocionar la formación profesional e impulsar la unidad de mercado».