transnet sudáfrica

El convoy de más de cuatro kilómetros carga un volumen total de carga de 23.625 toneladas.

La surafricana Transnet ha puesto en marcha a finales del pasado mes de octubre el tren de mercancías más largo del mundo para el transporte de manganeso.

La composición, que acumula un total de 375 vagones, que se extienden a lo largo de más de cuatro kilómetros, para alcanzar un volumen total de carga de 23.625 toneladas, cubre una ruta de 861 kilómetros de distancia entre las localidades de Sishen y Saldanha.

Merced al incremento que se está produciendo durante los últimos años en las exportaciones del manganeso surafricano hacia otros países, Transnet ha conseguido ampliar sus convoyes para el transporte de este metal desde los 312 que tenía anteriormente, hasta los actuales 375, que suponen una nueva plusmarca mundial, al superar otra composición de TFR, que contaba con un total de 342 vagones dedicados al transporte de mineral de hierro.

Con esta composición, la compañía surafricana logra exprimir al máximo los requisitos técnicos de la infraestructura ferroviaria, que ha sido adaptada para soportar cargas de hasta 30 toneladas por eje, con el fin de optimizar el transporte de esta materia prima, trasvasar grandes volúmenes de carga que se transportan por carretera al modo ferroviario, y de este modo dar servicio con eficacia a la industria de la zona