El vehículo laboratorio de distribución ‘Urban Lab 2′ de Renault Trucks ha recibido el `Premio a la cadena cinemática de bajas emisiones` durante la celebración de la feria Solutrans en Lyon.

El premio reconoce la innovación en la cadena de tracción de los vehículos de transporte y ha tenido en cuenta el esfuerzo realizado por la marca francesa en la investigación y desarrollo de equipos que reduzcan las emisiones contaminantes en el sector del transporte.

El Urban Lab 2 parte de la base de un Renault Trucks D Wide Euro 6 de 18 toneladas, está orientado a la distribución urbana y regional y se ha desarrollado, en colaboración con Valeo, Lamberet, Michelin, BeNomad, INSA e IFSTTAR, con el objetivo de alumbrar innovaciones disponibles para el año 2020.

Los trabajos se han centrado principalmente en cadena cinemática, conectividad, aerodinámica y neumáticos para conseguir una reducción del consumo de carburante en un 13% y, consecuentemente, de las emisiones contaminantes.

Cadena cinemática, conectividad y aerodinámica

En relación con la cadena cinemática y para reducir el consumo, el Urban Lab 2 introduce en su motorización un dispositivo que combina las tecnologías Stop&Start y micro-híbrida que aprovecha la energía generada al levantar el pie del acelerador o en el frenado para alimentar los accesorios eléctricos del vehículo o reducir la potencia mecánica solicitada al motor térmico.

En el campo de la conectividad, el Urban Lab 2 incorpora tecnologías de ayuda a la conducción mediante la conexión del vehículo a las infraestructuras, para, por ejemplo, optimizar las fases de parada y arranque y el consumo de carburante en los semáforos.

Por otra parte, el proyecto también ha adaptado la cabina, el chasis y la carrocería de la caja frigorífica para reducir la resistencia aerodinámica, y por tanto el consumo.

De igual modo, la unidad de refrigeración se ha instalado en la base del vehículo para liberar espacio en altura y optimizar la conexión entre caja y camión, bajar la altura de la caja y mejorar así la circulación del aire. Adicionalmente, se ha integrado un alerón de techo y los flancos del vehículo están equipados con carenados laterales textiles recubiertos de PVC, que se tensa e instala en las protecciones laterales.

La circulación de aire lateral se ve favorecida por las ruedas carenadas y por la presencia de alerones traseros que se integran perfectamente con la puerta trasera del vehículo.

Además, los escalones de acceso a la cabina se encuentran totalmente cubiertos, lo que garantiza una perfecta continuidad en la forma entre la zona alta y baja de la cabina y los retrovisores se han sustituido por un dispositivo de cámaras perfiladas y de monitores interiores que reduce la resistencia al aire del vehículo.