Carga aerea IAG mayo 2014El grupo IAG ha publicado los resultados del mes de mayo en el que se recoge el tráfico de mercancías con una TKT Carga (toneladas de carga por kilómetro transportadas) de 446 millones de toneladas, lo que supone un descenso del -3,3% respecto al mismo mes de 2013.

De este total mensual, British Airways ha aportado el mayor volumen con 368 millones de toneladas, con un descenso del -2,1%. Iberia, por su parte, sólo ha transportado 78 millones de toneladas, un -8,2% que en mayo de 2013.

En el acumulado correspondiente a los cinco primeros meses de 2014, la carga en Iberia ha disminuido un -5,3% respecto al mismo periodo de 2013, con un total de 395 millones de toneladas, mientras que la carga en British Airways, ha descendido un -1,2%, hasta los 1.854 millones de toneladas.

Mientras tanto, en el mes de mayo de 2014, la demanda del grupo medida en pasajeros-kilómetro transportados se ha incrementado un 7,3%, y el volumen de oferta, medido en número de asientos-kilómetro ofertados ha crecido un 8,0%.

Respecto al tráfico de negocios para el grupo IAG, se ha incrementado un 9,7% comparado con el mismo periodo del año anterior, y las condiciones subyacentes de mercado permanecen sin cambios respecto a las publicadas en los resultados correspondientes al primer trimestre de 2014.

Nuevas rutas en las tres aerolíneas

El 19 de mayo, British Airways ha anunciado cinco nuevas rutas desde Gatwick a Cagliari en Cerdeña, Creta y Rodas, en Grecia, y Brodum y Dalaman, en Turquía, que iniciarán sus servicios en abril de 2015.

Por su parte, en junio, Iberia aumentará su oferta de vuelos entre Madrid y Chicago, con un incremento de siete a diez frecuencias semanales. Además, incrementará su presencia en Panamá, uno de los países que registran uno de los crecimientos más rápidos en Latinoamérica, pasando a operar desde cinco frecuencias semanales hasta seis en el mes de junio y siete en el mes de julio.

El 1 de mayo, Vueling inició sus operaciones desde la nueva base de Bruselas. La aerolínea también comenzó a operar entre Roma y Catania, conectando el sur de Italia con la capital del país.