El ‘Work Assist Vehicle’, WAV, de Crown, conocido mundialmente como Wave, llegó al mercado hace exactamente 20 años de la mano de Crown. Este vehículo polivalente, que ha sustituido rápidamente a las escaleras, fue diseñado en su origen para la preparación y transporte de pedidos de tamaño pequeño, aunque actualmente se emplea para gran variedad de tareas.

El transporte, elevación y desplazamiento de productos resulta más seguro y eficaz y posibilita que un único operario pueda llevar a cabo tareas para las que antes hacían falta dos personas.

Es capaz de elevar a una persona más la carga hasta una altura de cinco metros, desplazarse a una velocidad de 8 km/h y girar en un radio equivalente a su propia longitud. Fácil de manejar, puede desplazarse mientras la plataforma se eleva o desciende, con lo que la productividad se multiplica.

A lo largo de los años, la gama de aplicaciones para las que se usa la Wave se ha ampliado considerablemente, dado que aporta una gran maniobrabilidad y se puede recargar desde cualquier toma de corriente normal. Su bandeja de carga superior soporta hasta 90 kg y existe la opción de añadir una eléctrica, mientras que la plataforma inferior puede transportar hasta 115 kg.

En términos de seguridad, incorpora sensores en ambas manos, otro bajo la plataforma del operario, pedales de hombre muerto y un sensor de inclinación. La última generación, la Wav 60, es tan práctica y versátil como sus predecesoras pero más fácil de usar y con mayor potencia.