Reunion Anesco tras la Asamblea General

Desde Anesco apuntan el deseo de "modernizar el sistema laboral para que se adapte a una economía global".

Dos meses después de la Asamblea General constituyente que Anesco, la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques, celebró el pasado 1 de octubre, los integrantes de la misma se han vuelto a reunir en Madrid.

En esta ocasión se han aprobado los presupuestos para el próximo ejercicio 2015, y con el fin de adecuar la representación se han establecido criterios de ponderación para que el voto y la cuota vayan ligados a la dimensión de las empresas, ponderado por número de jornadas.

Uno de los asuntos abordados en la Asamblea, ha sido el relacionado con la reciente aprobación de la ampliación de los plazos concesionales.«¡No es lo que habíamos pedido!», han manifestado al término de la reunión, en rueda de prensa, los máximos representantes de la asociación.

Aunque se valora positivamente la iniciativa del Gobierno, «que nos sitúa en Europa«, se prefiere esperar a conocer los detalles de la implementación de la nueva regulación, que depende de muchos factores «y que queda a la discrecionalidad de las empresas«.

Lo que se esperaba, ante la solicitud de ayuda a la Administración, era un menor aumento de los plazos de explotación de las concesiones portuarias, apuntan desde Anesco. «Una especie de paréntesis» que permitiera enjugar las pérdidas de estos ocho años de crisis, ante una caída de los tráficos que han desbaratado los planes de empresa, «pero sin contraprestaciones«, apunta Carlos Larrañaga, vicepresidente de la asociación.

Otro de los asuntos abordados en la reunión, ha sido el de la próxima sentencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo sobre el modelo español de estiba portuaria, «que todo apunta a que puede ser condenatoria«. Aunque los responsables de Anesco prefieren esperar a conocer la sentencia, adelantan su deseo de «modernizar el sistema laboral para que se adapte a una economía global«.

La ocasión se presenta para Anesco, como una oportunidad «para trabajar conjuntamente con el Gobierno y, a través del diálogo social, y llegar a una transición, que permita cumplir con la ley sin mucha demora«.

Estudio para conocer la realidad del sector en la economía del país

En la Asamblea, también se ha abordado la necesidad de establecer un plan para mejorar la comunicación, tanto a nivel interno como de cara al exterior, «algo nuevo en la asociación«.

A tal fin, se va a encargar la realización de un estudio, que permita potenciar de cara a la opinión pública el impacto del sector de la estiba en la economía del país.

«Nunca antes se había hecho«, apunta Boris Wenzel, presidente de Anesco. Con este estudio se pretende «tener una voz más fuerte, frente a un desconocimiento generalizado de la realidad de un sector primordial que impacta en la economía del público en general«.

Actualmente se está en la fase de selección de la empresa que se encargue de su realización y se espera disponer de los primeros datos en marzo de 2015.