controladores aereos

Los controladores aéreos han convocado nuevas huelgas para el 25 y el 26 de julio.

Enaire se reunirá con los trabajadores de la Unión Sindical de Controladores Aéreos, USCA, este jueves para evitar más paros y ante la cercanía de los paros parciales convocados el fin de semana del 25 y 26 de julio.

En concreto, los paros serán el sábado de 10:00 a 13:00 horas, mientras que el domingo serán de 17:00 a 20:00 hora peninsular en ambas jornadas. Enaire reitera que está siendo «estrictamente respetuosa con todas las sentencias y decisiones judiciales relacionadas con los expedientes abiertos», resultado del cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010.

USCA, sindicato mayoritario que representa al 90% de los 2.000 controladores en plantilla de la matriz de Aena, reclama que se retiren las sanciones a 61 controladores del Centro de Control de Barcelona, ACC, así como la readmisión del controlador de Santiago despedido.

Por su parte, Enaire recalca que «si una vez más, el diálogo no logra evitar que se produzcan estos paros parciales» procederá a establecer «todas las medidas técnicas y operativas necesarias para asegurar el interés general y minimizar el impacto».

El servicio mínimo fijado el pasado 6 de julio fue del 80% sobre la plantilla programada para «asegurar que se armonice en todo momento la movilidad de los ciudadanos con el ejercicio del derecho a la huelga del colectivo».

Paros de junio

Los controladores ya convocaron cuatro jornadas de paros en junio, los días 8, 10, 12 y 14 de ese mes, la primera convocatoria de huelga del colectivo en 26 años. Los paros se desarrollaron sin demoras ni cancelaciones atribuibles a la protesta con servicios mínimos del 70%.

USCA reiteró que estos servicios mínimos vulneraban su derecho fundamental de los controladores de manera «claramente discriminatoria» respecto a otros trabajadores de servicios esenciales y frente al colectivo de otros países de la Unión Europea. Los trabajadores defendieron que los servicios mínimos hicieron que los paros fueran en realidad del 99%.

El sindicato recurrió ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional la resolución del presidente de ENAIRE y secretario de Estado de Transportes, Julio Gómez-Pomar, por los servicios mínimos impuestos.